Christophe Aussenac y la importancia de la sostenibilidad

en El Sector/Entrevistas/Fespa/Noticias por

Seguimos hablando con el próximo presidente de FESPA, Christophe Aussenac que nos comenta la importancia sobre la responsabilidad ambiental en el sector.

¿Cómo ha mantenido su empresa sus valores fundamentales al tiempo que se ha vuelto más ecológica?

Llevamos 15 años trabajando por la sostenibilidad. En ese entonces solía decir que no sabía si la gente sabía cómo deletrear la palabra sostenibilidad porque era un concepto muy raro.

Un día estaba sentado en mi coche escuchando la radio sobre sostenibilidad y ecología. En ese momento me di cuenta de que estaba en un negocio muy relevante porque imprimimos productos de muy gran formato en rótulos de PVC, con tinta solvente, para uso a corto plazo. En ese momento, no estábamos mirando hacia el futuro. Quería saber cómo podríamos reimaginar el futuro de nuestra empresa con la sostenibilidad en su núcleo. Les informé a mis proveedores y socios que mi objetivo era avanzar hacia una solución ecológica. Muchos de ellos dijeron que tenían los mismos objetivos.

Así que organicé unos desayunos verdes con el nombre ‘Eco Attitude’, donde 40 empresas podrían reunirse para hablar sobre el tema. En ese entonces, no teníamos libros ni recursos sobre sostenibilidad; era muy difícil saber qué hacer al principio. Desarrollamos un compromiso con la sostenibilidad en ese entonces, incluso si interrumpió el negocio. Sabíamos que podría causar una interrupción significativa y un realineamiento importante para nuestra empresa que requeriría inversión para experimentar los beneficios a largo plazo.

El desafío para cualquier empresa es ser ecológico con los productos pero seguir siendo competitivo en precio. Esto se puede lograr, aunque debe aceptar que habrá un mayor riesgo a medida que se adapte a un nuevo paradigma. 

Puede recuperar valor vendiendo sus residuos: no genera mucho dinero, pero sí hace una contribución. Su área de producción está más organizada y la gente más comprometida. Elimina el uso de tintas solventes peligrosas y las reemplaza por tintas UV o alternativas más ecológicas. Cuando se habla de maquinaria de producción nueva, por supuesto, se necesita tener calidad, rapidez y mejor tinta, pero también hay que pensar en el trabajador de la máquina y los factores ergonómicos a los que se enfrenta. Terminas pensando en las personas que trabajan para ti, no solo en tus objetivos ecológicos o en los residuos que generas. Por tanto, la sostenibilidad también es un proyecto muy socialmente responsable.

¿Considera que la responsabilidad ambiental es un requisito previo para el comercio de cualquier empresa o un lujo que debe imponer el gobierno?

Para mí, no tenemos otra opción cuando se trata de sostenibilidad. Si queremos ser parte del futuro, tenemos que mejorar nuestro impacto ambiental. No hay elección. No es solo por razones comerciales estratégicas, sino también para el planeta y nuestros hijos.

Ahora está muy de moda «hacer un lavado verde». Los clientes suelen pedir a los impresores que impriman algo, tal vez un cartel, «sin PVC». Luego pueden lavarse las manos y decir: «Bueno, somos verdes». Pero eso no es suficiente. Tenemos que imprimir en material de PVC, pero a alta calidad, con buena tinta, y luego desechar nuestros residuos correctamente. Es importante pensar en todo esto porque a veces puede ser mejor imprimir en material de PVC con buena impresión que en material que no sea de PVC con mala impresión.

¿Qué perlas de sabiduría ofrecería a los miembros más jóvenes de nuestra comunidad que buscan establecer su futuro en forma impresa?

Siempre desafíate a ti mismo. Intenta ser diferente porque hay mucha competencia. Sirve al cliente. Y ten confianza en ti mismo.