economia circular

El gobierno ultima un nuevo Perte para impulsar la economía circular

en Asociados/El Sector/Medio Ambiente por

El noviembre pasado se celebró la COP 26 en Escocia, donde se aumentó el compromiso con NET Zero, no solo de las partes involucradas en la COP, sino también de un gran grupo de empresas, instituciones financieras y otros organismos. 

Parte del acuerdo de París era que las partes de la COP harían todos compromisos de reducción, llamados Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC), y que se incrementarían cada cinco años. Estos han aumentado antes de Glasgow, lo cual es bueno, pero no suficiente: incluso si se cumplieran todos, el calentamiento esperado seguiría siendo de 2,4 ° C, que es peligrosamente alto.

 Una gran parte de la descarbonización recae en el sector energético, pero las emisiones tendrán que caer en todos los sectores, y los consumidores también deberán hacer su parte. Esta industria puede esperar recibir más presión de los clientes sobre su contribución a la reducción y, para citar un informe posterior a la COP de McKinsey, «la reducción de emisiones representa uno de los problemas de cadena de valor más espinosos que hemos presenciado«. 

Los problemas que la industria de la impresión debe abordar incluyen la mejora de la eficiencia energética y de los recursos, la buena divulgación de datos e información tanto internamente como dentro de la cadena de suministro, y la necesidad de cambiar al transporte sin emisiones de carbono, tanto hacia adentro como hacia afuera.

El compromiso de reducir el metano en un 30% para 2030 es significativo si se cumple: debido a su naturaleza, en una escala de tiempo de 20 años, el metano es 84 veces más potente como gas de efecto invernadero que el dióxido de carbono. Aproximadamente un tercio de las emisiones provocadas por el hombre provienen del sector energético y, para ayudar con la reducción, la Agencia Internacional de Energía ha publicado un informe que detalla medidas prácticas y una hoja de ruta y un juego de herramientas. Los otros sectores principales en los que se necesitarán acciones son los residuos y la agricultura. La apuesta por el carbón, a pesar de que se diluyó en el último minuto, también es un gran avance. 

Es por ello que el gobierno español está ultimando un nuevo Perte para impulsar la economía circular.

EL Consejo de Ministros ultima la aprobación de un nuevo Perte destinado a la economía circular. La intención del Ejecutivo es aprobarlo a mediados de este mes de enero y otorgarle una visión amplia que incorpore a distintos sectores como el eléctrico, la alimentación o la distribución para impulsar el reciclaje y la reutilización. 

Las posibles iniciativas empresariales que pueden tener cabida se enmarcan en inversiones para incentivar modelos de negocio más limpios, así como capacidades y tecnologías inteligentes orientadas a la producción eficiente, modelos de logística inversa, de consumo de servicios en lugar de productos y modelos de retorno para la reutilización y reacondicionado en cadenas de valor clave, como puede ser el alumnio. 

El Perte puede permitir además el apoyo de las pymes a proyectos que incrementen el contenido en reciclado de productos, que desarrollen un diseño de productos que incrementen su durabilidad, reparabilidad, reciclabilidad, luchen contra la obsolescencia prematura, permitan el recambio de piezas y mejoren su comportamiento ambiental a lo largo del ciclo de vida. Asimismo, se incentivará la sustitución de productos de un solo uso y reducción/sustitución del contenido de sustancias peligrosas en materiales y productos.