DDQSBfVXkAA3eCc

Por qué el futuro de la impresión digital pasa por la colaboración

en Asociados/El Sector/Eventos/Fespa

La III edición del Congreso Fespa de Europa del Sur fue pródiga en reflexiones interesantes e instructivas. En esa sintonía, queremos dedicar un capítulo especial a la conferencia que compartió Jesús Durá, CEO de Vinylcolor, empresa asociada de Fespa España. En su ponencia, Durá cautivó a los asistentes con un emocionante alegato en defensa de la pequeña y mediana empresa del sector, relatando la exitosa historia de adaptación de Vinylcolor, al tiempo que expresaba su convicción de que el futuro del sector pasa por la cooperación.

La primera parte de la conferencia de Durá versó sobre el desarrollo de su empresa. “VinylColor Digital nació hace 18 años en Marbella, al sur de España. Nacimos directamente como impresión digital gran formato y, durante estos años nos hemos posicionado, hemos adquirido mucho conocimiento, nos hemos hecho un nombre en el mercado pero…somos menos de 10 personas los que integramos el equipo completo de la empresa”. Para mostrar a renglón seguido su cualidad como empresa: la polivalencia.  “Me encanta cuando otras empresas hablan de su director de producción, del jefe de máquinas, del técnico de color. Nosotros hemos aprendido a ser polivalentes, a apoyarnos, a compartir nuestro conocimiento y nuestras propias experiencias para ofrecérselas a nuestros clientes, para enriquecernos”.

Durá expuso después con pulso certero como la crisis depuró el mercado y se felicitó también por las inmensas posibilidades que ofrece el mercado. “Hoy el mercado de la impresión ha ampliado sus posibilidades hasta alcanzar niveles y posibilidades que antes ni siquiera nosotros podíamos imaginar. A nivel de personalización de los más diversos productos, existen gran variedad y diversidad de tintas que enriquecen la gama cromática del resultado final, un mundo infinito de posibilidades de impresión en diversos soportes flexibles y rígidos, impresión directa, el mundo del textil, la versatilidad de máquinas de impresión, la diversidad en anchos de impresión, y así un largo etcétera, y esto no ha hecho más que empezar”.

Eso sí, consciente de la ventana de oportunidades que ofrece el sector y de los retos que alumbra, Durá fijó las tres claves que en su opinión permitirán a las pequeñas y medianas empresas adaptarse exitosamente a las demandas del mercado y encontrar un espacio propio en el mismo:

  • Conocer todo lo que ofrece el mercado en el ámbito de la decoración y ofrecerlo, en una permanente readaptación y conocimiento que cubra todas las necesidades y las demandas del cliente.“Las posibilidades de actuar la decoración sonenormes: podemos jugar con soportes, con materiales, con tintas, condiversos elementos. Pero es nuestra responsabilidad conocer todas lasposibilidades que podemos ofrecer a nuestros clientes, por muy novedosas que sean. Y en este apartado integro las distintas técnicas de impresión existentes, desde la impresión digital a la serigrafía, incluyendo también la impresión sobre soportes rígidos y eltextil, y así sucesivamente. No podemos limitarnos sólo a lo que tenemos en nuestra propia casa”.
  • Transmitir todo nuestro conocimiento al cliente potencial. “Si no le damos opciones o alternativas, si nos centramos exclusivamente en lo que hemos venido haciendo durante los últimos años iremos perdiendo cuota de mercado progresiva e irremediablemente y eso, ninguno de los que estamos aquí lo desea. Debemos de ser conscientes que una de nuestras labores como empresarios del sector es la de educar y asesorar a nuestros potenciales clientes; incluso, aunque después no lleguen a trabajar con nosotros. Cuántas veces hemos visitado a un cliente y después de ofrecerle unasolución nos ha contestado, ¿pero eso se puede hacer?. Nuestro negocio esun reto diario y eso lo hace especialmente atractivo.
  • Explorar y aprovechar las oportunidades que ofrece Fespa como foro de desarrollo global. “Os he comentado que no somos una gran empresa, pero somos entusiastas, profesionales y comprometidos con nuestros clientes. ¿Cómo es posible que una pequeña empresa situada en el sur de España tenga clientes a nivel nacional o internacional como Lidl, Hoteles Barceló, Michael Kors, Clínica Buchinger, Armani, Roche Bobois, etc.? La respuesta está en la cooperación y en la unión de fuerzas entre nosotros mismos; empresas de nuestro propio sector (radicadas en distintas ubicaciones geográficas para no pisarse mercado y compartir sinergias), empresas complementarias a la nuestra, empresas a las que días como hoy tenemos a nuestro lado y que gracias a Fespa podemos contactar en cualquier momento”.

 Durá concluyó con una invitación, centrada en aprovechar las oportunidades que suscitan las alianzas internacionales para ampliarel mercado y las oportunidades de negocio. “Sinceramente, creo que éste es un reto ilusionante al que nos tenemos que enfrentar y que deberíamos de abordar. Contamos con mimbres suficientes como para saber darle forma, tenemos experiencia en nuestros respectivos mercados, es el momento de forjar una alianza transnacional que nos dé una mayor altura de miras, que nos posicione nuevamente en un mercado que estamos rechazando por mirarnos nuestro propio ombligo. ¿Seguiremos siendo tan miopes como para seguir rechazando oportunidades que escasean en un mundo cada día más competitivo?”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*